Este año, entre los cortometrajes de animación nomiados a los premios Goya, me ha llamado especialmente la atención “Un día en el parque” de Diego Porral, al que conocí en el mercado 3Dwire. Un corto sencillo, lleno de fuerza y con un mensaje claro. Con prácticamente un par de modelos 3D y una sencilla animación, ha logrado llegar con su corto a la final de los premios Goya, y esto ha de hacernos pensar que no hacen falta grandes presupuestos ni grandes recursos para hacer un buen corto de animación. Mi más sincera enhorabuena para Diego, estoy seguro que le espera un gran futuro en el mundo de la animación.

Por cierto, el corto tiene mucho que ver con la realidad virtual, aquí lo tenéis …